La opereta folclórica "FAUSTO CRIOLLO" se compuso en el verano 2009 - 2010 para coro mixto, seis solistas, piano, dos guitarras y bombo legüero. Se estrenó en 2012 en el teatro IFT por el grupo vocal "Oigo Voces", con una puesta en escena que implicaba la manipulación de títeres en tamaño real. La obra, basada en el poema gauchesco "Fausto" de Estanislao del Campo, fue muy bien recibida por el público, y se realizaron varias funciones de la misma durante 2012 y 2013.

La partitura consta de cinco partes, cada cual está integrada por cuatro canciones pertenecientes al amplio conjunto de ritmos folclóricos argentinos. En definitiva, esta obra consta de veinte diferentes piezas cuyos ritmos corresponden a las distintas regiones de la Argentina. 

El poema gauchesco de Estanislao del Campo es abordado mediante la interpretación de las siguientes especies folclóricas: chacarera, milonga, gato, bailecito, milonga corralera, huella, escondido, cielo, zamba, gato cuyano, coplas, cueca cuyana, vidalita, chamamé/canción, chacarera doble, triunfo, baguala, payada, chamarrita y huayno.

Cabe destacar que la elección de los ritmos no ha sido casual en la composición de esta obra. Muy por el contrario, el carácter de cada uno ha sido aprovechado para cada momento del poema, correspondiendo los más alegres a la narración en tercera persona y diálogos humorísticos y los lentos a los versos dramáticos que se extraen de la pluma de Del Campo.

La estructura coreográfica -esqueleto que configura la identidad de un ritmo determinado- ha sido respetada en cada una de las piezas integrantes de la obra. Mientras tanto, las melodías y armonías han sido creadas en una sincera búsqueda de innovar y aportar con nuevas pinceladas, tratando de no abandonar el estilo con que se reconoce al folclore argentino. 

La elección del coro como intérprete principal de la obra, es aprovechada para la inclusión de dos números “A capella” y para la composición de una pieza que (dado uno de los momentos religiosos del poema) mixtura la típica escritura coral sobre textos sagrados con las texturas propias de la canción folclórica popular.

Los cinco episodios que componen la opereta, se corresponden a los cinco actos de la ópera homónima de Charles Gounod. De esta manera se intenta respetar la idea de Estanislao Del Campo, quien relata en su poema las vivencias de un gaucho (Anastasio, “el Pollo”) cuando visita el teatro Colón durante la representación de aquella ópera.

FAUSTO (1866), es sin duda alguna la obra literaria más importante de Estanislao del Campo. Sobre aquel poema gauchesco, están basadas cada una de las letras de las 20 canciones que integran esta obra. La primera modificación que se ha realizado radica en el paso del singular al plural, a fin de transformar el monólogo del gaucho Anastasio, “el Pollo” (tal el nombre y apodo del personaje protagonista del poema original) en un cuento relatado por un grupo de cantantes que implica a su vez la existencia de diálogos entre diferentes personajes. 

Por otra parte, se han excluido determinados versos ya que la longitud del texto resultaba excesiva para una pieza musical de estas características. Se tuvo en cuenta también para la síntesis del poema, la puesta gráfica ideada para la obra, ya que su existencia hace obvias determinadas descripciones que aparecen en el texto original.

Por último, se han inventado y agregado versos imprescindibles para la comprensión de la acción realizada por los seis personajes de la tragedia, inexistentes en el formato de monólogo del original. La redacción de estos nuevos versos se ha realizado tratando de mantener el estilo y vocabularios utilizados por el autor.